1 nov. 2014

CRITICA DE LA DECADENCIA DE OCCIDENTE


Hace un tiempo terminé de leer la opera magna de Oswald Spengler, y honestamente no me sorprende que tuviera problemas con los nazis dado que la objetividad tradicionalista de su tesis resulta una solvente oposición al materialismo racial, delirio antisemita e idolatría totalitaria del nazismo, todos ellos trampas demiúrgicas. Spengler veía la Historia como una sucesión de ocho "altas culturas" de las cuales el resto serían ramificaciones, cada una poseyendo una suerte de "alma colectiva" con un ciclo vital de aproximadamente mil años, tras lo cual entrarían en una etapa de decadencia (cesarismo) que señalaría su muerte y el retorno al barbarismo de su población.