11 jun. 2013

Reflexiones filosófico-cristianas

Por Aryan
He aquí la continuación de mi anterior artículo, he cambiado el nombre por considerar este más adecuado y concreto:
CIELO Y TIERRA: se dice en Génesis 1:1 "En el principio crió Dios los cielos y la tierra" y esta frase encierra mucho más de lo que los torpes profanos, ciegos en su ignorancia, pueden atisbar: primero el orden aquí es importante, primero "los cielos" y después "la tierra" (igualmente en el Padrenuestro original "así en el cielo como en la tierra", después se invirtió en el uso popular, y sospecho que hay una mano negra detrás de esto), y segundo notar el plural de "cielos": en otras partes de
la Escritura se da a entender que hay tres cielos diferentes según su distancia respecto a la tierra. Además, si tenemos en cuenta los significados alegóricos, "cielo" puede significar "espíritu" y "tierra" significar "materia". Ahora veamos esto a la luz de la máxima hermética "lo que está abajo es un reflejo de lo que está arriba" y saquemos conclusiones: hay cuatro mundos o planos, como bien recoge la Cábala, y de estos uno es material (la tierra) y tres son espirituales (los cielos). Aunque la realidad exacta es mucho más compleja debido a las sutiles pero profundas diferencias entre los tres cielos, dejémoslo en singular para facilitar la comprensión general: la tierra está abajo y el cielo arriba pero ¿qué significa "abajo" y "arriba"? La respuesta la tenemos en algo tan simple como un espejo, con la diferencia de que el otro lado no es solo una ilusión óptica sino algo muy real, hablaríamos por tanto de un Espejo-Portal entre mundos o planos superpuestos, entre lo visible y lo invisible (como bien recogió Tolkien en su obra, que a la luz de la simbología que contiene no puede considerarse simplemente una alegoría católica, ya que va mucho más allá de lo que el credo nacido en el AD 325 pueda concebir jamás). En el plano espiritual habitan los ángeles, el Edén Paradisiaco (paralela y opuesta a la par a la "tierra del Edén" a la que son expulsados Adán y Eva) y en el septentrión está el Monte del Testimonio (Axis Mundi) en cuya cima está el Trono de Dios. En el plano material habitan los hombres desde que nacen hasta que mueren, las bestias, peces, aves y plantas mundanas (distintos de los Árboles del Paraíso, que no son de este mundo). Aquí se entiendo por qué Jesús ya se refería a sí mismo como un Rey CORONADO (y no por coronar por la caterva de fariseos de turno) cuyo "Reino no es de este mundo", porque efectivamente no lo es, aunque en el Reinado Milenial afirmará la soberanía de Dios en la tierra, de hecho ya fue coronado al morir en la cruz (el Diablo es el PRÍNCIPE de este mundo, no el Rey... aunque por ahora sea un príncipe regente).
ORIGEN DEL MAL: este tema es muy polémico, ya que el clero exotérico, que se asemeja a un tullido intentando ganar una carrera, ha sido incapaz de discernirlo en milenios, y debido a la falsificación calumniosa de los Sabios a los que destruyeron por envidia, tampoco podemos obtener una respuesta fiable de los supuestos textos "gnósticos". Básicamente han sido dos las versiones exotéricas que se han dado de esto: el catolicismo enseña que el Mal es simplemente la Ausencia de Dios, lo cual es cierto a priori, pero luego es incapaz de definir esa Ausencia más allá de concebirla como una especie de Nada, lo cual es absurdo, pues la Nada es neutral y está presente entre las estrellas del Cielo por ejemplo. El calvinismo enseña que Dios es el Origen Último del Mal, pero que por Su Soberanía no puede serle imputada responsabilidad alguna: este punto de vista convierte a Dios en un Tirano Omnipotente con Satán de marioneta, lo cual es una de las peores blasfemias que el hombre pueda hacer contra Él, al supeditar Su Soberanía a Su Bondad, que es la cualidad más importante y la que le hace Único y Perfecto, razón por la cual si Satán hubiera podido usurparle por la fuerza nunca habría sido igual a Dios, porque la Bondad no se puede forzar ni robar. Sobra decir que de estas dos versiones, es la católica la que más se aproxima a la realidad, siendo la calvinista una blasfemia inmunda digna del satanismo fatalista islámico o fariseo-talmúdico.  Ahora bien, la Verdad Mistérica es que antes del Principio, cuando todo el Bien estaba contenido en Dios (lo cual implica que estaba perfectamente ordenado en un Ser), todo lo que no era Él era el Mal (que siendo en su forma pura una Ausencia implica que era incapaz de ordenarse en un Ser, ergo era absolutamente caótico). A este Mal Primigenio se le podría llamar Antidios por analogía con el Anticristo, pero como este es llamado así por ser una entidad concreta, creo que el nombre que mejor definiría a esta Ausencia Antidivina es Mácula, ya que su forma de luchar contra Dios depende de su facultad para Macular (esto es: destruir la Inocencia Primigenia) a las criaturas de Dios, que al no ser Él son Mutables, y por tanto susceptibles de Maculación (la Inmutabilidad de Dios es lo que hace que la Mácula sea impotente contra Él). El golpe maestro de la Mácula fue atraer a Helel, probablemente seduciéndole con la idea de una fuente de poder capaz de rivalizar con Dios, ya que no procedía de Él. Al dejarse seducir se transmutó en Satán, y los ángeles que le siguieron en su Caída se transmutaron en demonios. Esto es la única respuesta coherente y precisa del Origen del Mal, pura Alquimia Espiritual por lo cual es lógico que no pudiera ser entendido por necios profanos y falsas iglesias anti-iniciáticas. Esto es lo que el Ruah reveló a los Apóstoles, y lo que Jesús trató de enseñar en Mateo 7:6 "No deis lo santo á los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos; porque no las rehuellen con sus pies, y vuelvan y os despedacen": ¡cuánta Verdad profética hay en esta máxima hermética, resume toda la Historia de inquisiciones y degeneración exotérica!
SEXUALIDAD: contrariamente a la creencia popular, la Biblia no solo ampara a la heterosexualidad sino también a la asexualidad, que es la orientación natural de los ángeles y demás espíritus sin carne. Esto explica por qué los bnei ha'elohim fueron tan severamente castigados, ya que su pecado al tomar a las bnot ha'adam, ya que no lo hicieron por instinto o necesidad sino con plena consciencia, es decir, pecaron por malicia y no por debilidad como les ocurre a (la mayoría) de los hombres. Aquellos que se me opongan sepan que se oponen en realidad al mismísimo Jesucristo en Mateo 19:12 "Porque hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre; y hay eunucos, que son hechos eunucos por los hombres; y hay eunucos que se hicieron á sí mismos eunucos por causa del reino de los cielos; el que pueda ser capaz de eso, séalo". Esto implica que, científicamente hablando, solo los 0 y los X en la Escala Kinsley tienen una inclinación correcta. Todos los demás hacen abominación en mayor o menor medida. A este respecto me gustaría señalar las precisiones que la Biblia hace una distinción entre los pecados de sodomía, homosexualidad y afeminamiento, que habitualmente son confundidos por ignorantes y profanos: la sodomía puede practicarla un heterosexual con una mujer, con el agravante de que a diferencia del que se echa con hombres la mujer tiene ya un agujero destinado a recibir la semilla del varón, por lo que el heterosexual que practica la sodomía está despreciando el Orden que Dios ha dado a la mujer y a él mismo. El homosexual es simplemente "el que se echa con hombres" o "la que se echa con mujeres", no tiene por qué practicar la sodomía ni el afeminamiento, ¿o acaso las lesbianas no fornicaban sin penetraciones antes de que se inventaran los "juguetes sexuales" modernos del Demonio? Y en cuanto a los hombres, un homosexual puede perfectamente ser peludo, robusto y corajudo, de hecho era lo habitual en la Antigüedad y no solamente entre los "activos": en esencia se ve aquí una misoginia que hace palidecer el machismo hipertrofiado de los moros, ya que no solo le niegan a la mujer su papel natural sino que consideran a sus amantes "mancebos" superiores en todo a la madre de sus hijos, lo cual es una blasfemia contra el matrimonio instituido por Dios. El afeminado es el que se viste como mujer o pretende conscientemente emular a la mujer, insultando a la naturaleza que Dios le ha dado, contrariamente al mito popular afeminamiento y belleza masculina no tienen nada que ver, el ejemplo más extremo de hecho son los transexuales y no creo que nadie en su sano juicio diga que Carmen de Mairena es "bello". A una escala menor, es afeminado el varón que se maquilla, luce pendientes o prendas femeninas, o incluso el que se rasura la barba (una cosa es ser lampiño de forma natural y otra que si Dios te ha dado barba te la quites para emular una piel de mujer artificiosamente) o se hace tintes y peinados barrocos con su cabello. No es afeminamiento el ser lampiño (Jacob lo era), pacífico (Abel lo era), ser hermoso (David lo era), ser inteligente (Salomón lo era), llevar cabello largo (Sansón lo hacía) o no ser obsceno y ser compasivo (Jesucristo rechazaba que la boca profiriera inmundicias de continuo, ya que es un insulto a Dios que nos ha dotado con el Verbo): estos mitos pertenecen a deformaciones paganas e ignorantes creadas por Satanás y seguidas por sus hijos mundanos y carnales (incluyendo a muchos fariseos de diversas confesiones que se dicen "cristianos").
ARQUETIPOS: siempre me resultó muy raro como en (la mayoría de) los cuentos el héroe es siempre un guerrero fuerte y el villano un mago inteligente. Nunca compartí esta visión, que se hacía hostil a mi Esencia y al mismo sentido común según lo que veo a mí alrededor. La realidad es que esto no es sino una consecuencia más de la triste realidad "la Historia la escriben los vencedores", y en concreto me refiero a un hecho antiquísimo como es la Primera Subversión de Castas o Rebelión de los Guerreros, la cual nos narra sutilmente la Biblia (tan sutilmente como solo un Iniciado puede escribir dirigiéndose a los futuros Adeptos con el potencial para elevarse) en la historia de Caín y Abel: como primogénito, Caín estaba llamado a ser el Sacerdote de Dios tras la Caída de Adán, pero no era Adepto, razón por la cual no entendía el valor del Holocausto y razón por la cual su ofrenda no fue aceptada, sino que antes consagró a su hermano Abel, pues Dios valora el alma de las personas y no sus apariencias. Caín, enfurecido al ver que Dios colocaba al justo Abel sobre él y sus padres (autoridad sacerdotal) lo asesinó vilmente con una piedra o con un hueso de bestia (materiales de los que se hicieron las primeras armas), siendo desposeído por ello de la Gracia de Dios, marcado, exiliado y maldito por el resto de sus días. Si vemos el comportamiento de sus descendientes, podemos deducir que Caín, lejos de arrepentirse, se reafirmó en su soberbia y para acallar su mala conciencia concibió la fábula que enseñó a sus descendientes y que nos ha llegado hasta hoy, veamos si no a Lamec, el primer polígamo (y un psicópata a juzgar por el motivo de su jactancia) en Génesis 4:23-24 "Y dijo Lamech á sus mujeres: Ada y Zilla, oid mi voz; Mujeres de Lamech, escuchad mi dicho: Que varón mataré por mi herida, Y mancebo por mi golpe: Si siete veces será vengado Caín, Lamech en verdad setenta veces siete lo será": el segundo versículo es especialmente interesante, ya que refleja lo que estoy tratando: la falsificación arquetípica es nuestras fábulas es probablemente la venganza de Lamec, que llega hasta hoy día.
EL ÁRBOL DE LA CIENCIA: este es otro caso en el que la visión profana es incapaz de dar una respuesta lógica y concluyente, pero he aquí que por la Gracia de Dios yo revelaré lo que está oculto: en el Tercer Día Helel se paseaba en el Edén celestial cubierto con un "manto de joyas" (un halo de luz irisada, como la Aurora de la cual nació), y entonces fue seducido por la Mácula, se convirtió en su Portador (el Antidios o Satán) y trató de tomar por la fuerza el Trono de la cima del Monte del Testimonio, y desde allí cayó desde gran altura, primero a la tierra (plano material) y después al Abismo (plano infernal, habitación de la Mácula tras la Creación). Dios HIZO todo "muy bueno" (NO "perfecto") pero después Satán envenenó la tierra haciendo entrar la Mácula en la materia (razón por la que Adán tuvo que ser sacado de ella y sostenido por Gracia para evitar que muriera), e incluso llegó a infiltrarse en el Edén celestial (tomando la discreta forma de una serpiente, muy apta para el sigilo y burlar así a los Guardianes angelicales designados por Dios) y envenenó el Árbol de la Ciencia, haciendo que el Don de la Sabiduría estuviera entrelazado con la Maldición de la Muerte (por esto es que cuanto más sabio es alguien más tiende a sufrir, al menos en este mundo deformado). Por esto Dios prohibió a Adán comer de su fruto, advirtiéndole que moriría sin remedio, pero después Satán volvió a infiltrarse con la misma treta, sedujo a Eva (como harían después los Grigori con sus descendientes) y esta sedujo a Adán. Dios entonces echó una maldición profética a cada uno, siendo el caso de la serpiente particularmente interesante, porque en efecto hirió al Cristo en el talón (sufrimiento temporal) pero este la hirió en la cabeza al descender al infierno y liberar a las almas piadosas para después resucitar (Coronación de Cristo, derrota definitiva y  profética de Satán). Si examinamos las tradiciones herméticas, podemos hacernos una idea de a que se asemejaban estos Árboles celestiales: el del Conocimiento (maculado) probablemente a la Aurora, razón por la que el Sol ciega y agosta y el fuego ennegrece y destruye, su fruto debe ser similar a la miel, mientras que el de la Vida (inmaculado) probablemente a la Vía Láctea, razón por la que las estrellas permiten leer las señales del Destino y por la que el agua limpia y revigoriza, su fruto debió ser similar a la leche.
EL DESNUDO EDÉNICO: al igual que pasa con el caso anterior, este es también malinterpretado por los profanos, e incluso empleado por gentuza impía como intento de justificación del nudismo. El místico-poeta que escribió el Génesis nos habla con un lenguaje sutil y hermético, dirigido a los adeptos y resulta "piedra de tropiezo" para los ineptos. Es evidente que Adán y Eva no andaban ciegos por el Paraíso, así que la causa de que no percibieran su desnudez es otra: la Shekiná, recogida en la tradición cabalística explica perfectamente estas razones: la Gracia de Dios cubría como un manto/halo de Luz el cuerpo de los hombres, y al macularse estos el manto desapareció, se hizo jirones igual que la podredumbre puede pulverizar una túnica de blanco lino (vestimenta sacerdotal que representa el equivalente material y degradado a la Shekiná del Edén celestial), revelando su desnudez. Por esto es que la desnudez literal es una consecuencia del Pecado y no es natural en los hombres, que tienen el vestido como los animales su pelaje: el hombre del Edén nunca estuvo desnudo tal como entendemos este concepto hoy día (la interpretación correcta sería "desnudo MATERIALMENTE"), y por esto la ropa forma una parte esencial del hombre caído, ya que su elección refleja en no pocos casos la naturaleza del alma que la escoge.
JACOB Y ESAÚ: la Biblia es escueta y deja ciertos pasajes “oscuros” (lo entrecomillo porque salvando falsificaciones puntuales solo es “oscura” para aquellos que al no ser verdaderos sacerdotes no saben mediunizar), ya que está dirigida esencialmente a adeptos, y secundariamente a todos los demás (no olvidemos que la aptitud esotérica es un Don de Dios, al igual que la firmeza en la Fe), y por esto pasajes como el de la suplantación de la primogenitura tienden a ser malinterpretado, aunque vienen muy bien explicados en textos apócrifos, e incluso pueden intuirse las razones con la ayuda de Dios, leyendo entre líneas, que es como ha de leerse un texto arcano como el Génesis. Primero, señalemos que Dios profetizó a su madre Rebeca, cuando aún estaba embarazada "Dos pueblos llevas en tu seno; dos pueblos que al salir de tus entrañas se separarán. Una nación prevalecerá sobre la otra nación y el mayor servirá al menor", y siendo que Esaú nació primero, y después Jacob agarrado de su talón, era evidente que Dios, en Su Omnisciencia, ya había elegido a Jacob, lo cual no es de extrañar, puesto que Jacob, ya en el seno materno propuso a Esaú la elección entre el mundo de la carne, con sus placeres y riquezas, y el mundo del espíritu, que carece de estas, y dándole a elegir, Esaú escogió la carne, e influido por Samael (Satán) desgarró el útero de Rebeca, razón por la que esta no pudo volver a concebir y así Isaac no tuvo más bendición de hijos. Al principio la diferencia entre ambos no era muy acusada, pero cuando fueron creciendo, mientras Jacob aprendió a leer y estudiaba piadosamente la Ley, Esaú aprendió a cazar y a luchar, y empezó a frecuentar templos cananeos, de tal forma que se pervirtió y antes de los veinte años de edad ya había cometido homicidio, violación, robo y sodomía. Entonces Dios encegueció a Isaac para que no sufriera el desprecio de sus vecinos y por cuanto había cerrado los ojos a la maldad de su primogénito, pero en este tiempo mandó a Rebeca que instruyera a Jacob en la artimaña, puesto que tal como había profetizado Esaú se convirtió en uno hombre impío e indigno de fundar Su Pueblo. Por estas razones Dios amparó la artimaña de Jacob, ya que Isaac estaba ciego por la predilección injusta que tenía hacia Esaú, y ¿cómo habría nacido un pueblo de sacerdotes de una semilla tan indigna? La prueba es que Esaú casó con una camita y de su descendencia procede Herodes el infanticida y parte de los fariseos.
En conclusión, espero haber iluminado aquellas almas adeptas para ello, si Dios me bendice con más revelaciones la continuaré publicando en cuanto pueda.
Guiados seamos por IESOÚS XRISTÓS
Fdo: Aryan

14 comentarios:

AOG dijo...

Muy interesante artículo.


La Biblia está llena de respuestas, pero la cosa está en saber entenderlas.

Personalmente, pienso que hay muchísimas desviaciones y herejías con respecto a la Biblia hoy día, por eso veo muy importante la libre interpretación y la independencia personal para entender las Escrituras.


Aryan dijo...

Bienvenido, AOG, y gracias por comentar tu opinión, me alegro de que te haya gustado mi escrito, si tienes alguna duda o crítica no tengs reparo en exponerla, pues solo los necios temen que les cuestionen.

Efectivamente, la Biblia tiene muchas respuestas, pero mucha gente se olvida de que no se la puede leer como si fuera un manual de instrucciones, sino como lo es que es: un conjunto de libros arcanos llenos de sutilezas.

Totalmente de acuerdo, por esta razón es por la que pienso que el libre-examen es necesario para que al menos exista la libertad de buscar por uno mismo, y si te equivocas, que sea por tu propia falta y no porque otro humano pecador y falible te imponga sus errores (como ocurre en las iglesias centralizadas). Como he dicho otras veces, esto es de poco que me gusta del protestantismo.

Pedro Agudo dijo...

Aryan,el artículo es muy interesante y lo revisaré varias veces para así poder dar mi opinión. Lo que dices -sobre la libertad de buscar por uno mismo, y si te equivocas, que sea por tu propia falta y no porque otro humano pecador y falible te imponga sus errores- me gusta mucho y estoy totalmente de acuerdo. Te cuento una de las interpretaciones que más me convence sobre el misterio del Mal que la hace Rudolf Steiner y que la expongo muy brevemente. Este filósofo dice que el Diablo no existe como única fuerza del mal: existen, sí, tres fuerzas cósmicas diferenciadas cada una de ellas con una misión específica. Lucifer es una entidad real cuya misión en la actualidad se centra en provocar en el ser humano un sentimiento irracional que le haga perder la confianza en sí mismo impulsándole a evadirse de la realidad con ensoñaciones y fantasías, pseudoreligiones y sectas escapistas, y en su lado más extremo, drogas, músicas y juegos hipnóticos, sexo compulsivo, suicidios colectivos etc.etc.
Ahriman impulsa el pensamiento materialista y el pensamiento lógico y racional que cristaliza endureciendo el corazón y el alma, estando presente en todas las formas de materialismo y de la intelectualización recurriendo muchas veces al cinismo y a la ironía, la utopía de su mundo está en la búsqueda de la felicidad material (todos conocemos a personas materialistas que son buenas personas) Ahriman no busca la destrucción del hombre, no representa el Mal ciego e irracional cuyo verdadero representante es Satanás, que al odiar al ser humano su manifestación más extrema es la destrucción por la destrucción el engaño y la locura.
Desde mi punto de vista el misterio de Mal es más enigmático que el misterio de la muerte, existen tres fuerzas opositoras inteligentes que compiten entre sí para someter o destruir al ser humano, siendo éste, su razón de ser
La fuerza opositora a la Luciférica-Arhinámica-Satánica que nos puede liberar de los peligros y desvíos por los que pasamos los seres humanos en este planeta es, el impulso Crístico, que nos sitúa directamente al margen de estas fuerzas opositoras. Si aceptas a Cristo en tu corazón (mente, alma, espíritu) de forma natural, consciente de todos tus defectos e imperfecciones y desechando ideas dogmáticas y beaturronas estarás a salvo.
Saludos.

Aryan dijo...

Pedro, muchas gracias por tu interés, si quieres añadir algo más estaré encantado de leer tus impresiones, de hecho te animo a hacerlo, ya que eres un Iniciado. Eso es justo la piedra angular que me lleva a defender puntualmente al protestantismo: es casi el único acierto que tuvo, al sentar un precedente para la libertad de culto. Sobre Steiner creo que hace tiempo me recomendaste por correo una interesante web en la que se recopilaban sus escritos (corrígeme si me equivoco). Bueno, tiene sentido que dado el anhelo diabólico de usurpar a Dios, trate de imitar la Trinidad en una caricatura absurda de la misma. Veo que en opinión de Steiner hay tres príncipes infernales: Helel (Lucifer) representa la Falsa Luz, la soberbia y la pereza que llevan a preferir una ilusión a salir de las tinieblas, Ahriman representa la Escisión de la mente respecto al espíritu y la atrofia del mismo, de tal manera que la intelectualidad mundana queda en la cima de la pirámide, y Satán representa la Destrucción absoluta, siendo el padre de las enfermedades, la locura y los impulsos criminales. El Nigromante, el Cientifista y el Destructor, en contraposición al Iluminador, el Salvador y el Creador de la Vera Trinidad de Dios. Es cierto que en ocasiones las tentaciones no tienen coherencia interna e incluso son contrapuestas entre sí: satisfacer una implica rechazar otra. No obstante, tengo un problema con el Ahriman zoroástrico, y es que esta religión hace una criminalización del Hielo (su infierno es gélido, no ígneo como el cristiano), y esto contradice no solo la Biblia sino también mis propias inclinaciones, que como sabes ven el Fuego como antagónico y hostil en cuanto ennegrece, agosta y destruye caóticamente. En cambio, el Hielo tiene un orden exquisito, una belleza cristalina que al derretirse limpia y sana, una estructura perfecta que se corresponde tanto con la Estrella Mística como con el Cristograma que aúna los Dos Nombres del Hijo.
Ocurre que la muerte es fácil de explicar en tanto consecuencia del Mal, pero explicar el Mal en sí mismo ya es mucho más complejo. A este respecto se me ocurre que la química moderna es una degradación ahrimánica de la Alquimia, al igual que la evolución (una farsa) es la degradación de la Transmutación.
Totalmente de acuerdo: gracias a Cristo somos sostenidos por el Paráclito y recibidos la Misericordia del Padre. Algo terrible por lo que a veces pasa el cristiano, y que se ha tratado en este blog es la segunda tentación: cuando después de caer en el pecado te sientes tan indigno, tan sucio, que piensas que no mereces la Salvación de un Dios Santo. La desesperación que el creyente siente en esas crisis es un remedo de la Pena de Daño que Jesús tuvo que sufrir en la cruz en su expiración (Eli Eli lama sabachthani?), una angustia espiritual que un ateo jamás podrá comprender en vida y que me hacer sentir desprecio por la soberbia necia que hace decir a estos “los creyentes tienen fe por temor a morir y volver a la nada” (sic). El fariseísmo no es otra cosa que el sacrilegio utilitario de lo Divino: una blasfemia tan sutil como repugnante. AMÉN a lo demás, hermano.
Saludos.
PD: Te recomiendo encarecidamente que leas a Tolkien, sobretodo el Silmarillion, porque me interesa mucho la opinión de un Iniciado como tú acerca de la simbología que esa obra contiene.

Anónimo dijo...

Buenas noches:

Me ha parecido interesantísima la aportación de Aryan en este escrito suyo, de signo claramente teológico-esotérico.

Voy a comentarlo brevemente.


Estoy muy de acuerdo con esa aportación del "Anti-Dios que haces". Es una petición de principio ontológica. En el comienzo, antes de la creación, todo lo que no era esencia de Dios era "Mal". Ocurre que los gnósticos se pasan de frenada y vienen a decir que el mundo es una creación del "Demiurgo" y por lo tanto intrínsecamente malvado. Es una forma absurda de decir que todo lo que es corpóreo es esencialmente malvado y encima sin remisión, lo cual es un disparate. es evidente que todo ente material, precisamente por serlo, lleva en sí la mácula del mal aunque sea de manera potencial, y por eso el hombre no puede ser jamás perfecto, pues su naturaleza no lo es, al serlo tan sólo Dios. (Ni siquiera los ángeles son inmaculados, aunque por su naturaleza puramente espiritual sí están en un estadío de evolución moral superior al nuestro).

Pero, como en todo, hay términos medios, y siempre creí que los gnósticos incurrían en desatinos notorios, entre otras cosas el de entender que el Antiguo Testamento era una creación demoniaca.


SIGFRIDO

Anónimo dijo...



hace mucho que no leo ese pasaje bíblico. ¿Se explicita en él que esaú fue sodomita y sin haberse arrepentido?. Creo que no tiene nada de malo que fuera cazador y luchador; todo lo contrario, de hecho. pero esa actividad debería haberla complementado con el estudio y la contemplación. Si en lugar de eso, pecaba sin remordimiento alguno, es lógico que Dios diera visto bueno a la artimaña de Rebeca. Pero esto además se completa con otro pasaje. Hace dos años escuché directamente a Ratzinger en san pedro hablar sobre este pasaje, y durante su prédica en italiano, se extendió más en este tema. Venía a decir que cuando Jacob luchó durante toda la noche en Bethel, con Dios aparecido bajo la forma de ángel, durante el famoso episodio de "la escalera de Jacob", de alguna manera Dios estaba purificando a Jacob por la artimaña perpetrada anteriormente, que si bien se había hecho con su beneplácito, no dejaba de ser una artimaña. También era una manera de comprobar si el aniñado y mimado Jacob, era capaz de luchar como un hombre y ser digno de guiar al pueblo de Israel, añado yo.




Un gran saludo.



SIGFRIDO

Anónimo dijo...

2- Sexualidad. De acuerdo también, Y creo que esos "eunucos por causa del reino de los cielos" citados en el evangelio de Mateo son simplemente "asexuales" como lo puede ser un cura, pero no eunucos materiales puesto que la automutilación iría contra el orden natural de las cosas. La asexualidad voluntaria y por motivos espirituales no me parece mala, si bien es cierto que debe ser acorde con la naturaleza del sujeto que la adopte como ´práctica, en este caso el sacerdote. Aunque yo siempre he detestado la promiscuidad, no es menos cierto que yo siento una atracción por las mujeres. (Ojo, sólo por algunas porque hay muchas que parecen orcos, ja,ja). Cristo y Mateo nunca hubieran tolerado una aberración como la autocastración física.


SIGFRIDO

Anónimo dijo...

"contrariamente al mito popular afeminamiento y belleza masculina no tienen nada que ver, el ejemplo más extremo de hecho son los transexuales y no creo que nadie en su sano juicio diga que Carmen de Mairena es "bello".



Totalmente de acuerdo. Eso de "El hombre como el oso, cuanto más feo más hermano es un refrán español muy cutre y hasta grotesco.





Un matiz en cuanto a lo del pelo. Afortunadamente, yo aunque no soy lampiño de todo tipo Jacob, sí soy bastante más lampiño que velludo, y por ejemplo, apenas tengo pelos debajo de las axilas, algo que siempre me ha parecido muy desagradable incluso entre hombres. Dicho esto, yo entiendo que un hombre muy velludo se rasure todo lo que pueda, y por dos razones:



1- Es tremendamente antiestético.



2- Por higiene. las personas velludas acumulan mucha más grasa en sus folículos pilosos que una persona normal, y por lo tanto, tienden a oler peor por eso. Además, no olvidemos que hubo épocas en las que era normal que las mujeres no se depilaran los sobacos, algo que en las aldeas aún se veía hasta hace poquísimo. Sólo de pensarlo me dan naúseas, ja,ja.





3- Caín-Abel.



Independientemente de que yo pueda matizar más lo del guerrero y el sacerdote, pues yo entiendo que son más complementarios que excluyentes, y que incluso un nexo de unión podría hallarse en un rey tipo "Theoden", lo cierto es que Caín era un psicópata de marca mayor que asesinó a su hermano alevosamente. de ahí la expresión "Eres de la piel de Caín". en cuanto a lamec, opino lo mismo que tú.





4- Desnudo.





Sí, el desnudo edénico es muy probable que fuese meramente metafórico. Desde luego, lo natural es que el hombre vaya vestido y que el desnudo se guarde para situaciones marcadamente íntimas. Por otro lado, hay grados en la cuestión y no cabe duda de que la pornografía es la depravación máxima del desnudo. Cuando una persona normal ve una estatua griega, no se excita sexualmente. Sin embargo, el desnudo de la revista porno-erótica posee un claro ánimo libidinoso. Estoy muy de acuerdo con Roger Scruton cuando condena la pornografía principalmente porque prescinde totalmente del conocimiento del otro, centrándose exclusivamente en el cuerpo, y porque a la vez, a través de la misma se intenta poseer el alma de la otra persona a la manera mefistofélica. Los progres son demasiado cortos como para entender eso.


SIGFRIDO

Aryan dijo...

Buenas noches:

Gracias por tus palabras, amigo Sigfrido, procedo a responderte:

1: en efecto, y aquí me parece importante señalar la diferencia entre la oscuridad como mera ausencia y la Oscuridad como Antiluz (Tolkien lo ilustra en sus mitos con Ungoliant). Hmm, yo tengo ciertas dudas de que los que hoy en día se autoproclaman “gnósticos” lo sean de verdad, ten en cuenta que muchas de fuentes que tenemos sobre ellos proceden de sus enemigos católicos, y al romanizarse es muy posible que adquirieran la costumbre romana de calumniar al enemigo... por esto, juzgar al gnosticismo por testimonios católicos es como juzgar a Cartago por testimonios romanos. Mi postura es más moderada que la “demiúrgica”: yo planteo que la materia es algo en principio bueno pero por su densidad tendente a situarte abajo y por tanto muy vulnerable a las influencias abismales: lo que llamo la Maculación. Por esto, si bien la materia original no es perversa per se, si es muy sensible a las mutaciones y por tanto tras la Maculación sí se ha convertido en algo perverso. Por tanto, si bien el planteamiento espiritualista gnóstico es acertado según mi experiencia creo que Dios tiene la potestad de limpiar la Mácula y devolver la materia a su estado original en el cual armoniza, en lugar de oponerse al espíritu. Añadiré que hay que tener cuidado con confundir inmaculado y perfecto: inmaculada es la condición original de toda creación de Dios, pero la perfección requiere inmutabilidad, es decir: perfección = inmaculación + inmutabilidad = Dios. Efectivamente, los ángeles son inmateriales y no necesitan un cuerpo más allá de lo que nosotros necesitamos el vestido, y sin embargo fueron maculados muchas edades antes del despertar de los segundos nacidos (nosotros, los hombres).

Respecto al rechazo al AT, insisto en que lo que sabemos de los gnósticos históricos son retazos plagados de manipulaciones calumniosas, además de lo cual está el hecho de que los gnóstico no eran una iglesia centralizada y burocrática como la católica, lo cual implica que sus miembros ejercían una suerte de “libre-examen” a lo protestante: esto quiere decir que es muy posible que no todos sus miembros sostuviesen ese rechazo, y si tú fueras un enemigo suyo y quisieras denostar su imagen elegirías a aquellos más exagerados y pintorescos para hacer pagar a justos por pecadores de cara a la Historia.
...

Aryan dijo...

5: no, esto no viene en el pasaje bíblico, que explica los hechos muy de pasada (omitiendo detalles importantes: mi primer pensamiento cuando lo leí fue “aquí faltan datos”), sino en un apócrifo que trata específicamente esta historia: el problema que veo en tu tesis es que la mayoría de la gente no es todoterreno y esto no es algo que se pueda aprender ya que depende de inclinaciones y facultades innatas. Hay gente que solo tiene una mente fuerte, otros solo el cuerpo y algunos nada, y esto no se puede cambiar, a lo sumo se puede intentar paliar, pero el todoterreno nace, no se hace. Lo que el relato quiere señalar con las actividades de Esaú es su escasa aptitud contemplativa y su preferencia innata por la vida agreste, además, en ese momento Dios solo se había revelado a Abraham, y por tanto la Vera Fide era algo muy excepcional, propio de una herencia familiar ya que aún no había pueblo de Israel: en esta situación, con una vida nómada rodeados de paganos, escoger una profesión aventurera es algo que te expone a riesgos de contaminación espiritual elevados, a diferencia de una profesión solitaria como la de estudioso. Además, ten en cuenta que la sodomía, la homosexualidad y el afeminamiento son 3 pecados diferentes según la Biblia, yo creo que Esaú debió ser un sodomita muy masculino de tipo “activo” bien con un chapero bien con una ramera. Ten en cuenta que por la naturaleza selectiva femenina, las mujeres eran especialmente adecuadas para velar por la calidad del linaje, y por esto Rebeca fue la encargada de ello: ten en cuenta también que esta decisión no se toma arbitrariamente nada más nacer los gemelos sino cuando ya son adultos jóvenes de unos 20 años de edad, y han tenido tiempo para examinar sus cualidades respectivas. La postura de Ratzinger me parece lógica para un católico, ya que debido a su canon no reconocen la veracidad de los apócrifos (que el rigor del canon es en no pocos casos inexistente es otro tema que tendré que tocar en otra ocasión), pero sabiendo lo que yo sé mi postura es otra, pienso que todo esto fue orquestado por buenos motivos después de que los hechos denunciaran una necesidad. Igualmente, yo no interpretó la lucha contra el ángel de forma física, ni interpreto que sea propiamente Dios sino más bien un paladín angélico, más bien pienso que es una metáfora de una lucha mágica semejante al duelo de Moisés con los magos egipcios, el hecho de que la noche sea un elemento necesario viene a añadir crédito a mi postura ya que una práctica habitual entre sacerdotes iniciados es la meditación nocturna en solitario entre las tinieblas, en la cual entraban en trances en los que interactuaban con espíritus presentes en dimensiones paralelas. Además, la artimaña no es sino una consecuencia de que cuando Esaú fracasó en la caza y le pidió unas lentejas a Jacob, este le exigió la primogenitura a cambio y el otro la vendió por no pasar un poco de hambre (lo cual no me parece un comportamiento muy varonil, por mucho que en apariencia esté repleto de testosterona), con lo cual en cierto modo la artimaña no fue sino el cumplimiento de un hecho que moralmente ya era una realidad: que Esaú no valorara la palabra y las promesas y no se lo tomara en serio no es culpa de Jacob, antes denuncia el poco valor que le da al honor y a la herencia familiar. Ah, pero Dios no hizo de Jacob un guía sino más bien un patriarca, es decir, el generador de un linaje: por esto se entiende que si Dios quería un pueblo de sacerdotes escogiera a un individuo sacerdotal, con la mejor pureza racial (sabes que incluso entre hermanos puede variar muchísimo) y la mayor elevación moral. ¿Qué crees que haría un guerrero valiente cuando viera que sus armas y su fortaleza de nada le sirven contra un espíritu? Aterrorizarse y suplicar como un niño al sentir el helor mortal de un ataque psíquico: los guerreros podrán ser los señores diurnos y materiales, pero los nocturnos y espirituales son los sacerdotes.
...

Aryan dijo...

5: La diferencia es que mientras los sacerdotes saben reconocen esta realidad y mantener la Armonía, los guerreros han demostrado no ser capaces de controlar el orgullo ciego fruto de su impulsividad. La supremacía sacerdotal no es probablemente como la imaginas, porque el modo de gobierno responde a la esencia de la casta, y mientras que los guerreros disfrutan los placeres y tesoros mundanos (oro, mujeres, ejércitos sometidos...) y por tanto tienden a hacer ostentación y, si no se controlan a caer en la tiranía y los excesos (la conscripción forzosa, que nunca ha tenido un equivalente sacerdotal, es la prueba de la necedad de los guerreros cuya soberbia les hace creer que pueden forzar a las otras castas a convertirse en la suya, son incapaces de valorar ecuánimemente cualquier otra función que no sea la suya propia, que siempre ven como la única necesaria y superior: esto es una violación de la Armonía de Castas establecida por Dios, y por tanto la prueba de por qué la Rebelión de los Chatrias es satanismo inconsciente). Un sacerdote no gobierna así, sino que en general deja hacer al príncipe guerrero, limitándose a escuchar y aconsejar, y solo interviene en asuntos mundanos (lo cual es para él una molestia puesto que le roba tiempo de estar en menesteres esotéricos, por esto un verdadero sacerdote valora los tesoros inmateriales: fórmulas secretas, espíritus sometidos a sus órdenes, sabiduría transmitida de maestro a iniciado...) cuando es absolutamente imprescindible (como en deponer y maldecir a un tirano), y en la educación y elección de los príncipes (en Israel los ungían y deponían los profetas: algo muy necesario). Por esto, ejerce un poder firme y sutil, como una sombra detrás del trono, a diferencia del poder evidente e impetuoso del príncipe chatria. ¿Qué hay sacerdotes que no actúan así, y guerreros ídem? Habría que preguntarse si en el fondo de sus corazones corresponden a la misma casta que su oficio: en la mayoría de los casos no suele ser así, por desgracia, y también hay que tener en cuenta las variantes individuales. Insisto en que si quieres ver ejemplos de maldad sacerdotal no mires a los Borgia y similares... mira a Nimrod, a Crowley o a Rasputín: la maldad sacerdotal toma formas esotéricas y sutiles, arcanas, si es de tipo mundano, denuncia la esencia de otra casta.
...

Aryan dijo...

2: no, asexual significa que de manera innata se carece de deseo carnal, es decir, el sexo es innecesario para el sujeto asexual, que hasta puede verlo como algo aburrido e insulso. También la carencia de capacidad de enamoramiento es un rasgo más sutil típico de los asexuales. Sin embargo, no sufren por ello ya que no lo necesitan ni lo anhelan para nada, a diferencia de un simple impotente. Y el tema del “aguante” en la “contención” es algo tremendamente malinterpretado: si un hombre no puede suprimir su instinto sexual, espiritualizándose hasta lograr que le resulte algo incómodo, agotador y aburrido, semejante a comer polvo, de tal manera que incluso aunque el objeto de su deseo bailase desnuda ante él no sintiera absolutamente nada, es que o bien no está completamente iniciado o bien no es apto para la ascesis: no se trata de represión sexual, pues esta evidencia la presencia de un impulso contra el que luchar, algo que tiene sentido para un guerrero pero no para un sacerdote: el sacerdote no debe “aguantar” en plan machoalfa, sino desapegarse voluntariamente hasta trascender su vulgar humanidad, y por tanto en este esquema la represión es algo absurdo per se, si acaso como un instrumento para adeptos de nivel MUY bajo... En efecto, la asexualidad (que tiene diversos grados, desde el que es incapaz de sentir hasta el que simplemente tiene una líbido escasa y por tanto fácil de controlar, un poco como las mujeres: siempre han podido manipular a un hombre con el sexo gracias a que al ser menor su impulso sexual, pueden controlarlo sin que les haga perder la cabeza. Por esto hay sacerdotes que se han casado y han engendrado un linaje, pero esto es secundario con respecto a sus funciones espirituales) es algo que solo funciona en individuos de esencia sacerdotal, y como ves no solo tiene razones morales sino también prácticas, ya que en general estos individuos no suelen tener la energía desbordante de un guerrero, y en cambio sí tienen un gran gasto mental (el cerebro es el órgano que más energía consume), por lo cual la eyaculación resulta perniciosa tanto por la pérdida de psy (energía vital) como porque el mismo acto sexual implica tolerar una influencia, aunque sea momentánea de los chackras inferiores, lo cual desvía la atención de los superiores que deben ser el foco de atención de un sacerdote. Así, un sacerdote incapaz de trascender su sexualidad no será capaz de exorcizar demonios, sanar heridas, hablar en lenguas o profetizar entre otras artes arcanas de los Misterios Crísticos concedidos por la Gracia del Ruah. Si no te sientes atraido por la vía sacerdotal, es bueno y lógico que tengas una fuerte atracción sexual, y a la vez seas selectivo con las mujeres que tomas, al fin y al cabo el objetivo último es el matrimonio y la fundación de un hogar y un linaje propios, para lo cual se necesita una mujer como Dios manda.
...

Aryan dijo...

2: Lo de la autocastración es un problema interpretativo, en el caso de Orígenes yo no lo veo bien pero tampoco le doy una importancia capital ya que el hecho se ve atenuado porque lo hizo al perder el control en un trance místico en su juventud, con lo cual no se puede descartar que una influencia luciférica se apoderase de él cegándolo psíquicamente (en esencia la autocastración denuncia un anhelo por espiritualizarse sin paciencia ni reflexión). Personalmente no creo que Cristo se hubiera mostrado excesivamente contrariado, si acaso le hubiera reprendido afablemente por su impulsividad. Incluso, en ciertos casos como el de los homosexuales genéticos conscientes de su Mal, pienso que la autocastración puede ser una bendición para ellos, ya que les imposibilita para desear una aberración criminal sí especificada como tal en la Biblia como es la sodomía, el afeminamiento o el echarse con hombres. Insisto: en general no apoyo esta medida tan radical, pero no me parece aberrante si se hace por los motivos que impulsaron a Orígenes (sí me lo parece en los casos de transexuales asquerosos tipo Mairena, ya que en esos casos el hecho moral que motiva el hecho físico es infernalmente pecaminoso): como esoterista, me importa más (en general) el hecho moral que el hecho físico.

Así es: además que guiarse por criterios exclusivamente estéticos a la hora de juzgar a un hombre es de necios superficiales, ya que las apariencias engañan y muchas veces esos “machoalfas” peludos y grotescos resultan ser de lo más maricón que hay: Horst/Monika Strubb es la prueba de ello.

Respecto a lo del pelo, mi intención era más bien mostrar que contrariamente al estereotipo popular la postura bíblica de verdad no tiene nada que ver con el acorbatado rasurado y pelo corto que tanto le gusta a la gente como cierto fariseo: ojo, yo no tengo nada en contra de esa estética, pero sí de que se trate de anatemizar falsariamente a las demás (equiparar un heavy con melenas a un rapero con rastas me parece una idiotez). Aunque estoy de acuerdo con tus razones, sobretodo en el caso femenino, también está el problema de que el rasurado es un poco “pan para hoy y hambre para mañana”, ya que después el vello crece con aún más fuerza... si acaso la fotodepilación me parece una solución más lógica.
...

Aryan dijo...

3: mi intención no es, cuando hago este tipo de intervenciones, generar una disputa entre castas nobles sino que más bien va dirigido al tipo de guerrero que representa Caín: el chatria ensoberbecido (como ciertos nietzschezianos) que cree que la fuerza es el derecho y que desprecia a su hermano sacerdotal, ¿crees que yo siento simpatía por un Nimrod, un Crowley o incluso un Rasputín, magos oscuros todos ellos? Podré sentir una cierta admiración por sus habilidades esotéricas, pero nunca simpatía, por mucho que pertenezcan a mi casta: si acaso pudiera aprender alguna técnica de ellos, para luego reutilizarla a mi modo, nunca podría ser su amigo. Theoden era un guerrero, de hecho solo recuperó su vigor gracias al exorcismo que el sacerdote Gandalf le practicó para expulsar el hechizo del mago oscuro Saruman. Si no fuera por Gandalf seguiría en tal estado que hasta un charlatán cobarde y amoral como Lengua de Serpiente pudo manejarlo a su antojo. Caín es el paradigma de la maldad a la que puede llevar la envidia.

4. Yo más que metafórico diría esotérico: “desnudo” puede significar muchas cosas, ¿por qué interpretarlo de una forma groseramente mundana? Un texto esotérico como el Génesis (y toda la Biblia en general) requiere sutileza al leerlo, para no caer en la ciega rigidez ahrimánica (mefistotélica). Es cierto de todas formas que el desnudo no tiene por qué ser pornográfico: incluso puede ser más casto que los “cueros” de los pervertidos. Otro ejemplo más evidente aún que el de la estatua griega es el de un bebé: solo un monstruo abominable que haría mejor atándose a una roca y arrojándose al mar se excitaría con ello. La pornografía es, desde mi punto de vista, la consecuencia lógica de la confusión de lo artístico con lo morboso: ¿qué clase de “arte” tiene como único objetivo incitar a la masturbación? Esto contradice la misma esencia del arte, cuya dirección es la espiritualización o como mínimo hacia la reflexión y la contemplación. Ojo, porque las relaciones de posesión implican un combate, y no siempre el agresor es más fuerte: una mujer hábil puede manipular a un hombre y fingir orgasmos mientras le chupa su energía como un vampiro a través del semen, y lo desprecia bajo una máscara de complacencia. Los progres son subnormales y tontos útiles al servicio del NOM (dictadura comunista global de la Bestia): sus “intelectuales” son wannabes patéticos.

Un gran saludo,

VIVA CRISTO REY