24 sept. 2010

Seis cosas, Señor

Dios mi Señor,
consigue con mi espada que aquellos que te buscan te encuentren;
dame fuerza para los desalentados;
dame esperanza para los oprimidos;
dame misericordia para los arrepentidos;
da tormento a los perversos y ante todo,
da justicia a los excluidos

4 comentarios:

Amigo dijo...

Hola.
La oración antes de la Batalla es fundamental, especialmente cuando el enemigo; Carne, Demonios o Mundo ataquen en nuestra pereza o descuido, inmediatamente ponerse en oración. Si se atiende a la tentación o se entra en diálogo uno acaba perdido, inmediatamente en oración y actividad.

Sobre los templarios hay mucha leyenda y también alguna que otra invención, hemos de reconocer que dan mucho juego.

Internacionalsocialista dijo...

Cierto tu comentario, Amigo.
A parte, los Templarios han sido 'víctimas' de muchísimas mentiras y ataques hacia el Cristianismo. Muchas logias masónicas se autodenominan "templarios". Eso me repugna, pues mancha el santo nombre de aquellos valientes cruzados.

iskander dijo...

Estooooooooo....con permiso: ser Templario es "algo más" que una cosa romántica.

lonsdale100%diestro dijo...

Muy bueno el comentario del "Internacionalista", totalmente de acuerdo, los Templarios han sido las verdaderas víctimas, humilladas y denigradas por las logias judeo-masónicas, que a los efectos de tergiversar y confundir para crear caos, se autodenominaban "templarios", ¡muy elocuente amigo!.