24 jul. 2010

Un alma para el espacio litúrgico (VII)


UN DESAFÍO PARA LOS ARQUITECTOS

En Italia la Iglesia Católica es la única entitad que sigue teniendo confianza e interés en el trabajo de los arquitectos. No existe una clase política, una dirigencia ni un rango de mecenas que deseen la calidad. Hay casos aislados de encargos que dan prueba del deseo de mostrarse y de un discreto complejo de inferioridad ante los proyectistas de moda, pero son excepciones que no ayudan a salir del callejón sin salida.

Iglesia en Foligno (Italia). Massimiliano Fuksas, 2009

El proyecto del espacio sagrado constituye un desafío no sólo para los arquitectos, sino también para los artistas, artesanos y liturgistas. Paradójicamente, se cuenta con recursos financieros, pero lo que falta son las ideas.

Para encontrar el camino adecuado, son útiles también los aportes de los filosofos, historiadores, arqueólogos, y teólogos. ¿Por qué no dar vida a un amplio debate sobre este tema en las paginas de Humanitas? Se impone como condición negativa el hecho que la revista no se convierta en un nuevo escenario para viejos actores. Se dejan de lado definitivamente los lugares comunes añejos basándose en un argumento e hipótesis hermenéuticas carentes de fundamento.

Iglesia de Todos los Santos, Corvington, Kentucky (EEUU). Duncan Stroik

2 comentarios:

Serk dijo...

¿Esa piedra de arriba es una iglesia? Ö

Preciosa la de abajo para ser moderna. Me gusta.

Pfunes dijo...

La iglesia de Foligno, del arquitecto Massimiliano Fuskas, ha recibido varios premios de arquitectura y se cita en las Escuelas como ejemplo a seguir.

La iglesia de Corvington, sin embargo, es una gran desconocida en las escuelas de arquitectura, a pesar de la gran sensibilidad del profesor Duncan Stroik.

En este enlace puedes ver más fotos de esta iglesia, así como otras del mismo arquitecto (todas en EEUU): http://www.stroik.com/portfolio/all-saints-church/