3 ene. 2011

Que tengas un buen día

Pues eso. No necesito motivos para desearte un buen día.
Cito a Nuestro Señor, palabras dadas a la Princesa de la Misericordia, quien aparece en la imagen:
Los mayores pecadores alcanzarían una gran santidad si confiaran en mi misericordia. No hago uso de los castigos, sino cuando los hombres mismos me obligan a hacerlo.
Antes del día de la justicia mando el día de la misericordia.
A tales almas les concedo gracias que superan sus deseos...
No puedo castigar a quien se refugia en mi piedad

1 comentario:

Salvador dijo...

Cuando pienso que el SEÑOR me salva y me perdona a pesar de lo calamidad que soy, tengo que comprender que es su Misericordia Infinita la que nos permite seguir vivo y alcanzar su Gracia.

Todo los días, desde hace unos meses, rezo el Rosari de la Divina Misericordia, porque lo importante es, ya lo hizo el buen ladrón, es reconocerse pecador, porque en realdiad lo somos, delante del SEÑOR.Es entonces cuando por su Misericordia y su Bondad y por la acción de su Gracia, estamos salvados.

Felices Reyes.